machi mushkil. aproximaciones al destino magrebí

1 valoración de cliente

15,00 Incl. IVA

Marruecos. Siempre devorado por los ávidos objetivos de las cámaras fotográficas de los cinco continentes. Y, sin embargo, nunca ha dejado de existir. Existe y resiste a la invasión de miradas. Hay un Marruecos fácil: el de las postales, de las instantáneas orientalistas y románticas, el camello sediento en medio de dunas, las acrobacias multitudinarias de la plaza Yamaa el-Fna de Marraquech, las pieles curtidas y coloridas de Fez, las torres de mezquitas medievales en medio de la metrópolis, el vaso de té rebosante de hierbabuena… Pero existe otro Marruecos. El Marruecos compilado por Analía Iglesias en Machi mushkil me interpela, hace que me tome muy en serio la máxima de Anne Carson: “La única regla del viaje es: no vuelvas como te fuiste. Vuelve diferente.”

Mohamed El Morabet

Comenzar a leer

Hay existencias

Categoría:

Autora

Analía Iglesias nació en Argentina, y reside en España desde hace casi dos décadas. Escritora y periodista, colabora con El País y otros medios, en temas culturales y de género, derechos humanos, ciencia y medio ambiente. Ha publicado una novela, Si los narcisos florecen, es revolución (Ed. Cuarto Centenario), y dos libros de ensayo (Ed. Catarata), en coautoría, sobre la afectividad de esta época. Además, escribe biografías sobre mujeres en la Historia para RBA. Vivió casi cuatro años en Rabat, la capital marroquí, donde fue docente universitaria, cofundó el espacio cinematográfico Casa-Docks, en Casablanca, presentó la sección documental del Festival Internacional de Cine de Mujeres de Salé y organizó otros ciclos de cine y debates en Marrakech.
En Twitter: @analiaigles

Noticias relacionadas

Detalles

Peso 106 g
Dimensiones 20 × 13 × 1 cm
ISBN-13

978-84-122632-6-8

Primera edición

Diciembre de 2021

1 valoración en machi mushkil. aproximaciones al destino magrebí

  1. Juan Benitez

    La obra de Analía, hay que decirlo con todas sus letras, es una maravilla. Su lectura tiene tantas capas y texturas en tantos sentidos, desde la misma composición, la narrativa, elecciones que realiza. Aparte la magistral forma de abrirse y mostrarse que muestra la autora con una sensibilidad exquisita. Una gran obra para el catalogo de En el mar.

Añadir una valoración