Carrito

Fanzine

Sinopsis

Escribí unas flores es un proyecto creado por Carmen Cabello Fernández. Fue creado para dar voz y visibilidad a los artistas de su generación, a los que les espera un futuro hostil, sobretodo tras las pasadas crisis financieras que aún dejan huella. El principal objetivo del proyecto es dar más importancia cultural a distintos lugares de España, que normalmente quedan opacados por Madrid, y apoyar a los aristas más jóvenes. A sus diecinueve años sabe que el amor no es aquello que se describe en cuentos de hadas y que, sin embargo, es algo que nos lleva irremediablemente hacia una pasión irrefrenable, al sufrimiento que nos destroza y a la felicidad más sublime.
Porque vivir duele y si no… es que estás muerto…

ediciones en el mar

Nuestra reseña

Cuando Carmen me contactó para reseñar un fanzine (dos fanzines en realidad) le dije que sí sin pensarlo porque me apasionan estos proyectos. Me encanta ver a otras artistas, muy jóvenes en este caso, expresarse de una forma tan pura y tan controlada. Este formato las hace dueñas de su propia creación de una forma rompedora donde expresarse no sólo a través de las letras sino con imágenes, collages... Los fanzines siempre me han recordado a las carpetas de los institutos, tan llenas de todas esas cosas que nos representaban en el momento y que queríamos que los demás supieran.

Carmen me contaba en su correo "el fanzine es un proyecto creado para dar un espacio seguro a las mujeres y no binaries, para que puedan escribir sobre sus sentimientos y puedan sentirse escuchados" y yo no podía sino pensar el gran cambio que traen las nuevas generaciones. Un fanzine colaborativo de mujeres y personas nb que quieren alzar la voz y decir: este es nuestro espacio y lo vamos a ocupar.

Es realmente bonito leer la ilusión, el amor y la tristeza de una forma tan íntima. Es casi una invasión de la vida de estas personas que nos ofrecen sin tapujos testimonios honestos. Uno de mis textos favoritos dice "ya no somos extraños en el mundo, ya no pertenecemos a puntos diferentes: sé tu nombre, tu calle, tu puerta y las cosas que te sacan de quicio".

Creo también que por el estilo y el lenguaje se trata de un fanzine que gustará especialmente a lectoras entre 15 y 19 años porque las historias que nos cuentan aquí las autoras son historias generacionales, todas las hemos vivido, todas hemos pasado por lo mismo en cierta manera. Hay puntos comunes que nos unen a desconocidas que también sienten como nosotras y atravesar ese lenguaje y llegar es para mí un verdadero triunfo.

Por otro lado también quiero confesar aquí que siento cierta envidia. La mayoría de autoras se encuentran en sus 17 y no puedo evitar pensar la suerte que han tenido de encontrarse y cuidarse de esta manera. Ojalá en mi adolescencia hubiera conocido a un grupo tan inspirador y creativo que me impulsara a expresarme sin miedos y que me acompañara en una aventura así.

Por mi edad creo que ya llego un poco tarde a este fanzine pero ha sido precioso leer las primeras voces de las primeras veces. También considero justo decir que la segunda parte me ha parecido más trabajada y madura, es increíble porque no sé cuánto tiempo habrá pasado entre la creación de una y otra, tal vez meses, tal vez nada y se hicieron de forma conjunta. No lo sé pero sí sé que el resultado ha sido mejor y eso sólo indica que el tiempo, las experiencias y el trabajo podrán llevarlas tan lejos como quieran. Ojalá juntas o, al menos, de la mano, porque el espacio seguro que han creado para ellas es un tesoro que guardar.

Gracias a todas por confiarme vuestra historia. Os abrazo.

Leave a Reply