Diario de Italia

5,9918,00

Diario de Italia son los apuntes fragmentarios de un viaje de siete días en cuyo centro hay una pregunta viva acerca del lenguaje. ¿Es la palabra lo que media entre realidad y cuerpo? ¿Qué sucede con la memoria, el deseo y la identidad cuando la lengua madre no basta para nombrar lo que se siente, piensa y ve? ¿Sirve para algo escribir, para algo, quizás, como mantener el instante vivo?⁠

Diario de Italia busca registrar el pensamiento y la mirada ante el afuera. Una manera de enfrentar la soledad rodeada de palabras.⁠

SKU: 13 Categoría:

Conoce a la autora

Marina Hernández (Madrid, 1989) es escritora y editora. Acompaña procesos de creación literaria en Casa índigo, donde también investiga la literatura con perspectiva de género. Además, crea espacios de autoconocimiento a través de la escritura en su proyecto personal, Maitena Caimán. Fue cronista de viajes, obteniendo la Beca Gabriel García Márquez en 2017 otorgada por la FNPI. Es autora de Caballo perdedor (Libros del K.O., 2019) y Lava no arde. Vive en la Ciudad de México.

Lee un extracto

No sé cómo se llama este lugar. Llegamos muy de noche, dormimos, y en la mañana todo se ha llenado de sombrillas de colores, mujeres de carnes grasas y perros que entrecierran los ojos en la antesala al sueño. No había sentido el sol sobre la piel hace tanto tiempo. Todo el día así, mañana y tarde, inmóvil y en silencio bajo el sol.

Me cuesta estar cerca del mar, me cuesta tanto como si fuera mi propia casa. Supongo que no es la playa, la montaña o la ciudad, sino qué playa, qué montaña o qué ciudad. En Amalfi sentía que el mar había sido capturado, como en una de esas imágenes míticas en las que los poderosos encadenan a un hombre bueno, fuerte y viril y le niegan, de esta forma, ser libre. Entonces, ese hombre parece ridículo en su furia contenida. Intenta escapar y no puede, ya no tiene ningún poder. Solo puede abdicar su fuerza. Es raro hablar de Amalfi en estos términos.

En este mar, sin embargo, no me siento atrapada como el hombre, sino que cuando nado cerca de la orilla y me dejo llevar hacia su interior, recuerdo cierta vivencia ancestral. El agua nutre el cuerpo de mi deseo, que es algo que trasciende a lo terrenal y llena mi libido de vida. Guardo silencio ante los demás y pienso en estas cosas. En el agua, la tierra y el viento, elementos originales. También en el fuego, el único de todos ellos que la humanidad puede controlar a su antojo y que utiliza para doblegarlos. Esto es, supongo, nuestro aporte como humanos al equilibrio del mundo.

Lo han hecho posible

Corrección: Ana Castro
Collage cubiertas: Lucía Soler
Maquetación: Lara Losada
Maquetación eBook: Lara Losada

Información adicional

ISBN-13 PAPEL

978-84-122632-3-7

ISBN-13 EBOOK

978-84-125800-9-9

Primera edición

Junio de 2021

Número de páginas

114

5 reviews for Diario de Italia

  1. Marta (propietario verificado)

    Devorar este libro con música a piano de fondo me ha hecho sentir una calma intensa. Ha reavivado mis ganas de viajar sola y reafirmado mi amor por el mar. Me ha resultado una lectura íntima, sensible, apacible, tranquila, reflexiva y también reflectante.

    He echado de menos, eso sí, que profundizara algo más en las descripciones de los paisajes y los momentos, para poder crearme imágenes más nítidas y sumergirme mejor en todos esos lugares y experiencias. Como la p.32, que me fascinó, en la que habla sobre como el sol poniente ilumina el mar y parece un espejo, y «todo lo que se sumerge parece entrar en el plano de lo fantástico, en un líquido de metal mágico como el mercurio.»

  2. Carlota P. (propietario verificado)

  3. Rebeca H. (propietario verificado)

    Un libro cautivador. Una lectura ligera pero con contenido, que te deja pensando en frases, en imágenes.

  4. Anónimo (propietario verificado)

    Muy recomendado!

  5. Carmen

    Se devora de una sentada. Hay muchas cosas que no he entendido, que se me hacen abstractas y me pierden (quizá aquellos tintes más metaliterarios), aunque hasta esas son bellísimas en su forma. Otras tantas. han terminado con un post-it del mismo color que el lomo del libro.

    Tiene una prosa preciosa. Me ha dado ganas de viajar y de zambullirme en lo que me rodea como lo hace la autora, inmortalizando y romantizando hasta el estar de paso, que es una experiencia que a menudo nos hace vivir las cosas a medias, pero a ella no: estar de paso es una forma de vivir los lugares, y las palabras nos permiten congelar en el tiempo aquello que ni las fotos ni la memoria pueden.

    Un conjunto de reflexiones sobre las palabras, las lenguas y la memoria con paisajes italianos como escenario.

Agrega una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *